ARTÍCULO: ¿Qué significa el surfing? Por Renzo Zazzali

Renzo Zazzali en Panic Point – Foto de Archivo Personal

Uno de los mejores big riders peruanos comparte una reflexión sobre lo que ama tanto como a la misma vida; el surfing.


En el surf no se trata de ver quién es peor o quién es mejor. El verdadero surfer, es simplemente el más auténtico, el que más se divierte, el más original, el que no quiere demostrar nada a nadie, solo demostrarse a si mismo que cada vez puede llegar más lejos.

Seguirán pasando las generaciones y siempre haré lo posible para seguir en carrera. No para aparentar algo ni mucho menos, simplemente para seguir manteniendo esos momentos mágicos y extremos que hicieron en mi vida un estilo de vida dedicado enteramente al mar y sus olas. 

Con toda la experiencia y madurez que he logrado obtener en estos 37 años surfeando, me hago esta simple pregunta:

¿Qué significa el surfing para mí?
Significa sencillez, originalidad, libertad, soledad, pasión, el miedo que se transforma en adrenalina, terapia, amistad, salvación, conexión y por qué no decirlo, un toque de egoísmo también. Esta respuesta fue la que hizo que mi vida gire en torno a mi familia y mi deporte.

No necesito grandes lujos para encontrar la verdadera felicidad.

Escrito por: Renzo Zazzali


LEE TAMBIÉN:

ARTÍCULO | Y así fue cómo se descubrió Chilca (UFO´s Point). Por Renzo Zazzali

FOTOS | Renzo Zazzali y la vida retratada en una de sus olas en Pico Alto


ME INTERESA TU OPINIÓN:

(*) Click sobre la imagen para votar por tu preferido.

ARTÍCULO: Y así fue cómo se descubrió Chilca (UFO´S Point). Por Renzo Zazzali

Renzo Zazzali en UFOS Point – Foto de Rosario Alcorta

UFO´s Point o Chilca, una ola de calidad A1 como muchas pero especial como pocas. A continuación entérate el por qué.


Estábamos como siempre en comitiva viendo las olas de Puerto Nuevo. Era un fin de semana cualquiera de febrero del 2009. Con un sol radiante y las condiciones impecables.

Para variar un poco de la rutina, Rosarito tuvo la genial idea de agarrar la camioneta e ir a buscar una playa cerca de la zona en la cual no haya gente. Nos pareció una muy buena idea y nos fuimos con la comitiva conformada por los hermanos Sorni, el mellizo Barrel, Rosario Alcorta y yo.

Tengo casa en Puerto Nuevo hace muchos años y siempre me preguntaba qué playas habrían por la zona de Chilca. Al final, viendo si nos íbamos al sur o al norte, decidimos ir por lo mas cercano, al pueblo de Chilca.

Llegamos y nos encontramos con un playón bastante largo y totalmente deshabitado. Pusimos la doble tracción y empezamos a recorrer toda la playa. Veíamos uno que otro pico en el camino pero la idea principal era relajarnos y pasar un sábado diferente tirando solcito en un lugar sin gente.

Seguimos avanzando por el playón y llegamos a un roquerío en donde ya no podíamos seguir avanzando. Vimos la posibilidad de seguir avanzando pero teníamos que trepar una gran duna. Pusimos la full doble tracción y llegamos a cruzarla. Al bajar, nos dimos con la sorpresa de que había otro playón. Estaba prácticamente escondida entre los cerros. Seguimos avanzando y llegamos a un acantilado, en donde terminaba la playa. Entro todos nos miramos perplejos y dicidimos quedarnos en esta hermosa y solitaria playa. La idea del trip, solamente era relajarnos en alguna playa nueva,diferente y sin gente. No necesariamente estábamos en busca de alguna ola. Aun así, llevamos nuestras tablas.

Una vez que pusimos las sombrillas me quedé mirando el mar. Recuerdo que estaba con unas condiciones de Lite Off Shore perfectas. De pronto entró una izquierda perfecta que al final escupió un spray muy fuerte y poderoso. Me dije; “qué bestia esa izquierda, debe ser una en un millón nomás”. Pasaron 3 minutos y entró una derecha perfecta tubular que también botó un super spray. El sol estaba en su punto y las olas brillaban intensas. Me emocioné y empecé a gritar como si estuviese loco. Para esto, la comitiva estaba recién instalándose y no le habían prestado todavía atención al mar.

El Barrel vio que gritaba como loco y se acercó inmediatamente. “No sabes lo que acabo de ver”, le dije y de pronto, mientras terminaba de contarle, entró una derecha azul perfecta que brillaba como un diamante, escupiendo un spray impresionante. El Barrel me miró con cara desorbitada y lo único que hizo fue gritar. Sinceramente, nunca vi este tipo de olas en Perú. Era un cuento, una historia, un Milagro. Agarramos nuestras tablas con mucha adrenalina y nos metimos todos en busca de esas olas perfectas y maravillosas jamas vistas. Me acuerdo que fue una de las sesiones mas memorables de toda mi vida, si no la mas memorable.

Rosarito estaba con la camara de fotos en todo momento y pudo captar esta foto, que fue la primera ola que corrimos ese dia, la primera foto registrada en Chilca. Luego salimos muy emocionados e incrédulos de la sesión. Habíamos descubierto una ola impresionante, no lo podíamos creer, a tan solo 30 minutos de casa.

Pensamos en un nombre para la playa pero no se nos ocurría nada, hasta que Rosarito tuvo la genialidad de encontrar el nombre, ¡UFOS POINT! Nos quedamos con el secreto por más de un mes, corriéndolo perfecto. Hasta que entró un swell oeste grande y se puso mas de 3 metros. La verdad no era tan cómodo correrlo de ese tamaño solo. Sabiendo que Toto de Romaña es un maldito de olas grandes, le conté del descubrimiento. Lógicamente no me creía ni un pito al principio hasta que lo miré serio a los ojos y le dije que lo que le estaba contando era verdad. Al día siguiente fue y se metió una ganada histórica.

Si Rosarito no hubiese insistido en ir a “pasear” aquel sábado de febrero, esta historia no existiría y con ella tampoco todas las alegrías y ganadas de surfers y bodyboardes que UFO´S POINT nos dio durante todo este tiempo.

Un tributo y agradecimiento a Rosario Alcorta, por ser la descubridora de una de las olas mas tubulares y poderosas del Perú.

Escrito por: Renzo Zazzali


Me interesa tu opinión:

Renzo Zazzali y la vida retratada en una de sus olas de Pico Alto

Renzo Zazzali en Pico Alto – Foto de Archivo Personal de Facebook

El surf, aunque te parezca raro, “es sabio”… Cada ola es una enseñanza que puedes aplicar en tu propia vida, y que mejor que este post del “Faraón” Renzo Zazzali.


Uno de los Big Riders más clásicos de la escena limeña, hace una similitud entre una de sus olas en Pico Alto con la “vida misma”, no hace falta ser surfer para entenderlo, esta comparación es sumamente clara… A continuación el post del popular “Faraón”… Nunca tan acertado mi estimado Renzo.


Si la ves y tienes la duda de que si la haces o no, es mejor que la remes y te la tires… Si no lo haces, te vas a quedar pensando todo el rato “¿qué hubiese pasado?” Esa impotencia de no saberlo, te caga. 

Renzo Zazzali en Pico Alto – Foto de Archivo Personal de Facebook

En esta ola me fui de cerebro y me revolcó tipo marioneta unos buenos segundos. Probé mi suerte y no la hice. Al final, me quedé tranquilo porque al menos lo intenté.

Renzo Zazzali en Pico Alto – Foto de Archivo Personal de Facebook

Pienso que en la vida pasa exactamente lo mismo. A veces tienes que mandarte nomas. Si no lo haces, tenlo por seguro que te quedarás con la duda toda la vida. ¡Que feo eso!

Renzo Zazzali en Pico Alto – Foto de Archivo Personal de Facebook

Escrito por: Michel Romero
Texto: Renzo Zazzali